Has pensado....

: : : ―Deberías ver los ojos de Axel ―contesté dándole la espalda mientras caminaba hacia la ventana que (no fue ninguna sorpresa) estaba cubierta por tablas.
«Incluso tú llorarías al ver esos ojos.» : : :

domingo, 29 de abril de 2012

Expo

Dejo algunas fotografías, que las disfruten. (Como siempre, aclaro que las fotografías las obtengo de páginas libres de internet y que no declaro su propiedad intelectual o artística en ningún momento)

¡Feliz domingo!











Ventana.


Hace tiempo publiqué una entrada con este mismo nombre.
De hecho fueron tres entradas en las que publiqué la historia de Andrés.
Es un cuento corto que trata de la obsesión de un pequeño que comienza a los once años cuando casualmente observa a su vecino a través de su ventana.
El vecino desaparece unos cuantos años para después regresar a entregarle a Andrés una de las experiencias más significativas de su vida.

Como lo dije hace unos días, edité de nuevo la historia y cambié el final de la historia original.
Les dejo un fragmento del final del último capítulo. Espero que les guste.

::::::::::::::::::::::::::::::

Ventana

Observa el mundo, contempla la vida.
Abre la ventana a la realidad y a la fantasía,
abre la ventana al amor.
A la compañía, a la alegría, al llanto.
A. Rubio

Capítulo 3
[...]

La luz de la luna, completamente llena, iluminaba perfectamente la habitación y lanzaba un delicioso brillo sobre la piel de Andrés. En su cuerpo se dibujaban unas franjas plateadas que pertenecían a aquel enorme astro, maravilloso embajador nocturno que es capaz, incluso, de visitar a quien se lo permita en la intimidad de las habitaciones; con compañía o sin ésta, la luna siempre estaba ahí.
Tomó de un pequeño mueble lleno de cuadernos y papeles, un libro que prácticamente había olvidado tenía ahí. Acarició su portada gastada, percibió el aroma de sus hojas. Lo abrazó contra su pecho como se hiciera con la posesión más sagrada y preciosa que se tuviera.
Entonces recordó el sueño que tuvo.
En su mente estaba Mauricio. Tocaba su cuerpo, mordía sus brazos, besaba sus labios y lamía su cuello.
Lo tomaba de las piernas, lo sujetaba de la cadera. Volvía a besar sus labios. Mordisqueaba sus lóbulos. Jugaba con sus pezones. En sueños le susurraba las cosas más deliciosas mientras lo tomaba con fuerza de la cintura y se adentraba en él.
Andrés abrazó con más fuerza el libro “The Howling” que tomó antes de que saliera de la casa de Mauricio. Lo sujetó para aferrarse a la evidencia de que todo había sido real, no un sueño.
Cerró sus ojos y recordó nuevamente las imágenes que aún seguían vivas en su mente. Sus piernas envolvieron la cintura de Mauricio, sus gemidos y gritos se quedaron ahogados en su garganta. Sus ojos estaban cerrados y su rostro ardía con la pasión de las caricias.
La maravilla del contacto.
En silencio, dentro de su mente, Andrés hizo el mayor juramento de toda su vida; en un futuro, quizás, juraría amor eterno a alguien con quien fuera a compartir el resto de sus días, hasta que la muerte llegara. Pero nada sería más poderoso que aquella muestra de devoción que realizó ante todos los dioses y todas las estrellas.
Le juró a la luna, por todo lo puro y mágico del mundo, por todas las hadas y los duendes, por todas las hermosas criaturas de la noche; juró que jamás sacaría de su mente a Mauricio. El recuerdo de Mauricio quedaría intacto, colocado en un pedestal, dentro de la mente de Andrés.

viernes, 27 de abril de 2012

Indignante y preocupante.

La maravilla de las redes sociales, jamás lo he negado, es la rapidez con la que se difunde la información.

En particular, Anne Rice es una de las pocas personalidades reconocidas que sigo en twiter.

Recientemente me percaté que comenzó a publicar en su página de facebook artículos de crítica hacia la Iglesia Romana Católica (de la que muchos somos miembros, algunos más involucrados que otros) al respecto de diversas conductas que han asumido a nivel mundial.

Sinceramente no tengo nada en contra de esta institución y de sus tradiciones (arraigadas y por demás conservadoras para mi gusto), sino que con base en una formación profesional en el campo del derecho, que pudiera afirmar de filósofa, en ocasiones encuentro oposiciones a las posturas que aquella toma, especialmente cuando estudiamos puntos y conocimientos novedosos en el área de las ciencias sociales.

En fin, sin afán de divagar y alejarme del punto de este tema, les dejo esta liga a un artículo que me resultó bastante inquietante.

http://www.telegraph.co.uk/news/religion/9232269/Gay-marriage-Pope-representatives-calls-for-Catholic-alliance-with-Muslim-and-Jewish-groups.html

Lo que me lleva a concluir que, en pocas palabras, definitivamente no hemos alcanzado una verdadera separación Estado-Iglesia.

Posteriormente publicaré algún ensayo al respecto de este tema; por lo pronto, me gustaría conocer sus opiniones al respecto.

::::::::::::

jueves, 26 de abril de 2012

Colors

¡Vivamos a través de los colores!

miércoles, 25 de abril de 2012

Silencio

Al final de cada día, despues de la pesada jornada, regreso a casa, me acuesto en la cama, cierro mis ojos y me preparo para sumergirme en el mundo de los sueños.
Inmediatamente el silencio de la habitación me envuelve con su manto de seda oscura, de hilos de plata tejidos por la luna.
Me arropa con una serenidad maravillosa.

Despues del ruido caótico de la ciudad, del monstruoso sonido de los motores de automóviles, el escandaloso grito de los vehículos de emergencia.
Despues de encerrarme en mi mundo, dentro del auto, con el sonido de las canciones en la radio; después de estas manifestaciones despiadas que entran a través de mis oidos, cierro mis ojos y me concentro en el sonido que hay a mi alrrededor.
Paz.
Serenidad.
Tranquilidad.
Calma.

Es ese sonido que todos conocemos e identificamos plenamente, que todos sabemos se llama silencio.
El silencio de la noche, qué sinfonía más maravillosa. Comparte tiempo, lugar y sentimiento directamente con el hombre. Una perfecta humildad.
Está ahí
¡Delante de nuestros ojos!
El sonido del silencio, esa mezcla embriagante de pensamiento y sentimiento que condimenta las sensaciones de cada noche. Adereza con dulzura todas las emociones del día.
El silencio de la noche, nace del alma y florece hacia nuestro exterior y hacia todo nuestro alrededor.
El silencio de la noche, me permite suspirar de gozo y llorar de tristeza porque no juzga, sino que me acompaña en este sendero amarillo que llamamos "vida".

El silencio de la noche, cerremos nuestros ojos... Y escuchémoslo.

::::::::::

La belleza de la vida la encuentras en la misma vida

Pienso

Hay veces en que la importancia de las pequeñas acciones dicen más de nuestro caracter que las grandes proezas que pretendemos realizar.

Como guardar silencio cuando resulta inecesario un comentario. Como reconocer una derrota, así como no alardear de una victoria.

En ciertas y contadas ocasiones la más pequeña muestra de preocupación sobre un tema, una sonrisa, un abrazo, un beso, demuestran el interés que tenemos sobre alguna situación en oarticular.

Quisiera saber con exactitud qué hacer en momentos de desesperación, qué camino tomar cuando me encuentro en una disyuntiva, a quién dirigir mis oraciones; sobre todo si tengo el conocimiento de que esos esfuerzos no traerán frutos.
Hay momentos en que me pregunto si mi actuar es correcto, si mis pensamientos son adecuados; y, sin embargo, también me pregunto si realmente eso resulta importante, importante para quién, para quienes.

Los pasos que doy, que llegue a dar, deben ser por mi propia resolución... Deben de ser.

:::::::::::

La belleza de la vida la encuentras en la misma vida

viernes, 20 de abril de 2012

Plegaria

Su abrazo fue suficiente para tranquilizar mi inquieto corazón.
¡Envuelveme con tu calor!
¡Tómame con deseo y pasión!
Permite, ángel mío, el gozo que mi alma experimenta cuando estamos juntos.

Toma mi cuerpo, atesora mi espíritu y permite que experimente la delicia de tu tacto.

miércoles, 18 de abril de 2012

Reflexión

Supongo que el mundo jamás funcionará de la forma en que esperas que lo haga.

Estos últimos días me he dado cuenta (o tal vez he reafirmado lo que probablemente ya sabía) de una verdad absoluta: el mundo funciona a su ritmo.
Tal vez no sea un descubrimiento trascendental, enorme o importante, pero es impactante cuando lo analizamos con detenimiento y verdadera conciencia de lo que esto representa.
Hay momentos en esta vida que simplemente se presentan ante nosotros, y la actitud de la gente que nos rodea se manifiesta en actos, palabras y pensamientos que nos pareceran erroneos e incluso repugnantes. Hay veces que en lugar de sonreir ante las personas preferimos verlas caer; preferimos reir con su tropiezo porque falsamente creemos que eso nos hace más grandes.

En esta semana he tenido varios encuentros desagradables con determinadas personas, cuyos actos demuestran una conducta (además de infantil) desprovista de cualquier pizca de ética, decoro y el más básico respeto por el trabajo de los demás.
No deseo hacerme ver como la víctima en estas situaciones, pero la verdad es que no es la primera vez que intentan adjudicarme cualquier minimo error para verme precisamente tropezar y caer al suelo.

Supongo que, a fin de cuentas, la solución está a mi alcance: no les debo dar motivos para que ajusten el nudo en mi cuello. Pero, ¿Cómo hacerlo de una manera eficaz, de una manera elocuente, si justamente se empeñan en encontrar un error en mi trabajo?
Supongo también, que es debido a la falta de experiencia en las podridas aguas de los intereses y pactos personales que se dan en el ámbito de la administración pública, lo que me hace añorar los valores e ideales que poseo (y que me enseñaron a pelear por ellos) como estandartes de una verdadera satisfacción a un trabajo.
¿Qué sucedió con la verdad, con la igualdad, con la razón, con la ética, con la justicia?

Supongo que nada de esto tendrá sentido mañana, allá afuera, donde no importa el opinar de una persona, y en donde la percepción personal es motivo de remoción de un puesto y no una oportunidad para el debate abierto.
Donde las concepciones de cada uno, salvo que tenga un doctorado o al menos un puesto políticamente importante, simplemente no tienen valor alguno; es algo que no merece la pena escuchar y que, al contrario, nos sirve para castigar a quien se atreve a levantar la voz; a quien es lo suficientemente valiente para escuchar y hablar.

Es indignante, jactarnos de trabajar en la casa de la Justicia (y que seguramente no sepamos qué demonios es la justicia) y actuar a base de injusticias. No nos sorprenda entonces el estado actual de nuestra comunidad, no nos impresione entonces la realidad que se extiende en las calles, si ni siquiera podemos ver a los ojos a nuestros subordinados, a nuestros compañeros; pero organizamos eventos convivenciales obligatorios para "conocer" con quienes trabajamos. Aceptar a nuestros jefes.
Pues bien, si ese es el punto (me arriezgo a actuar en contra de todo lo que he escrito) me rehuso caminar al lado de quien desea deshacerse de mi, reubicarme en otro lugar por supuestas fallas y errores que se cometieron, y peor aún: al lado de quien es tan ciego para no reconocer cuando está equivocado y tan mudo para no pedir disculpas.

Supongo que el mundo jamás funcionará como deseamos que lo haga. Y supongo que jamás estaré totalmente conforme de esto.

La justicia, precisamente hoy me pregunté: ¿Trabajo realmente para la Justicia?

Solo un pequeño pensamiento... Que efectivamente da para mucho debate.

:::::::::

La belleza de la vida la encuentras en la misma vida

martes, 17 de abril de 2012

Pienso.

De qué hablar...
De qué escribir...

En mi tiempo libre surgen tantos temas que me parecen facinantes (los nuevos dioses, las esperanzas de un pueblo, la libertad de expresión, de religión, sexual...) Tantos tópicos sumamente interesantes de los que verdaderamente vale la pena escribir y generar debate.
Sin embargo nos vemos envueltos en una enorme tolvanera que nos mantiene anclados a pláticas insulsas y sin sentido. A conversaciones que no tienen lógica, sin pies ni cabeza, y que definitivamente se vuelven en una completa pérdida de tiempo.

El tiempo, otro tema de altura, digno de una plática de sobremesa después de una comida.
¿Se han preguntado qué es el tiempo, en lugar de hablar de homicidios, robos y violaciones?

De qué hablar. De qué escribir.
Son preguntas profundas, que bien merecen la pena darles un poco de estudio.
En estas cortas y penosas líneas, encierro las preguntas y se alberga la esperanza de poder responderlas.

De qué hablar...
De qué escribir...

::::::::::

La belleza de la vida la encuentras en la misma vida

jueves, 12 de abril de 2012

Ventana

Hace unos días retomé la historia de "Ventana" e hice unas modificaciones de forma y de fondo.

Primero comencé con algunos cambios de la redacción -comas, puntos, párrafos- y la estructura de la historia. Había olvidado lo maravilloso que es el rescatar algo que había durado tanto tiempo guardado y cerrado; olvidé lo divertido que es leer las viejas historias y dejar que los recuerdos salgan a flote.
Después de que hice una leve modificación a la redacción de la historia, me adentré en su fondo y modifiqué el desenlace.

En la historia original, Andrés, el personaje principal, descubre a Mauricio con otro hombre y esto le basta para decidir ir a los brazos de Xavier.
Me pareció un desenlace sencillo y predecible. Para este nuevo final, Andrés se interna en un mundo de ilusiones que lo arrastran hasta el punto de la estupidez y locura.

Decide confrontar a Mauricio y seducirlo para saciar la sed que experimenta por su cuerpo. Se adentra en toda una red de placer y seducción que lo dejará con un vacío que no puede explicar.
Finalmente, después de una tajante decepción -por la fantasiosa maravilla que, piensa Andrés, le traerá el encuentro- el protagonista buscará la compañía de Xavier (tal y como se había planteado desde el primer borrador).

Con posterioridad publicaré parte del relato, concretamente de las nuevas escenas; espero que sean de su agrado.

::::::::::::::::::

sábado, 7 de abril de 2012

Reflexión

Qué maravillosamente satisfactorio resulta llegar a esa edad, con una conciencia tranquila, sin arrepentimientos ni desgracias. Sentarse a tomar un café en el Boulevard de la Vida, disfrutar de un buen cigarrillo y comenzar un maravilloso viaje a través de las páginas de un libro.

Estoy en un café en el centro de mi ciudad. Dos mesas a mi derecha se encuentra un joven con una taza de café y algun aparatejo moderno, de esos de los que solemos rodearnos, y enseguida de él un señor mayor. Extranjero que tiene ya el tiempo suficiente para concentirse con viajes de meses y meses a otras ciudades y países.
Tiene en sus manos un libro y acaricia sus páginas con una familiaridad envidiable, como si fuera un viejo amigo.
También disfruta de una taza de café y acaba de salir a fumar un poco.

El presenciar esto me hace pensar que no tiene remordimiento alguno en su vida, que aunque haya cometido errores aprendió a vivir con eso y a seguir adelante (que es justamente lo que lo trajo hasta aquí).

Espero, algún día, sentarme a la mesa, ordenar un café y leer un poco... Con la tranquilidad que una vida plena nos da.

::::::::::


La belleza de la vida la encuentras en la misma vida

jueves, 5 de abril de 2012

Lo que leemos

Lo que leo actualmente: The Wolf Gift, de Anne Rice.

El libro es interesante, me agrada la trama (a pesar de que voy apenas en el cuarto capitulo!) y me siento identificado con el personaje Rouben, un periodista con algunos "traumas" al respecto de su edad.

Lo consideran siempre demasiado jóven para hacer las cosas, lo que le genera una constante molestia. Debo admitir que en ocasiones me llego a sentir de esta forma; cuando simplemente se "desecha" la forma en que pienso o percibo la vida por el hecho de tener X años.

Definitivamente no existe un solo hombre que, debido a la edad tan avanzada, tenga todas las respuestas a todas las preguntas; así que, si la edad no nos brinda esas respuestas, por qué debería preocuparme por la experiencia que tenga a los 24 o 25 años?
Solo una reflexión...

(Aprovecho también esta entrada para hacer un intento de subir una fotografía al blog, desde mi celular, espero que funcione).

:::::::::::

Fin de día/escrito

Sus manos lo estremecían al extremo; lo arrastraban al límite donde la cordura se mezcla con la locura.

Sus labios le brindaban una tranquilidad que le permitía pensar y ordenar el caos que reinaba en su mente.

Su cadera y la plena muestra de su pasión lo hacían soñar, anhelar, profesar la más pagana de las oraciones: Dios del deseo, del placer humano, de la carne, permite que continúe este delicioso placer; concédeme más tiempo en este eterno y delicioso delirio. Concédeme el gemido, aceptalo como ofrenda... Me ofrezco en sacrificio a tu nombre.

::::::::::::

Concluyo este día de paseo con este fragmento; una inspiración de este autor.
Un día muy productivo, relajante, activo, pero que me ayudó a respirar, tranquilizarme y disfrutar de todo lo que hay a nuestro alrrededor,

Saludos.

La belleza de la vida la encuentras en la misma vida

miércoles, 4 de abril de 2012

Día de paseo

El día fue muy gratificante.
La visita a cierta tienda de libros usados en el centro de la ciudad.
Me encanta entrar a ese lugar, porque inmediatamente (como en la pelicula de Ink Heart) parece que comienzas a escuchar las voces de cada libro y cada personaje.

Bueno, buscamos entre títulos y títulos y encontre "El abogado del diablo", así que traigo nueva literatura. Aunque seguimos con "The Wolf Gift" de Anne Rice.

Mientras tanto, la reunión en El mesón.

Saludos!

:::::::::


La belleza de la vida la encuentras en la misma vida

Comida

La comida italiana, muy buena combinación de especias, queso y salsa de tomate.

Una rica sangría y un delicioso postre con café. Nos sentimos a caso en algun café de París o Roma??? La verdad es que el día está riquisimo para comer en la teraza del Italianisimo.

Que disfruten la comida...

:::::::::

La belleza de la vida la encuentras en la misma vida

Day 2

Bien, sobreviví el segundo día de ejercicio.

Al parecer mis piernas ya se acordaron de cómo correr. La rutina de hoy fue muy relajante, aunque también le entré a las abdominales.
Hice unas cuantas repeticiones de estiramientos y ejercicios de respiración mientras escuchaba mantras tibetanos e indúes.
Me senti muy bien y ligero... Al parecer van a ser días de verdadero descanso.

Comienzo el día de paseo en la ciudad, primera estación: Librería Cosmos.

::::::::::
La belleza de la vida la encuentras en la misma vida

martes, 3 de abril de 2012

Damn im too rusty!!

Día 1

Me di cuenta que estoy bastante oxidado en cuanto a cuestiones del ejercicio. En cuanto comencé a correr me sentí sumamente pesado, las piernas las sentía frías y sumamente “tiesas” (a pesar de haber hecho calentamiento de unos veinte minutos).

En fin, en este primer día la rutina fue: correr/caminar cuatro kilómetros, después cuatro series de 10 abdominales y 5 push-ups.

Seguiremos con los siguientes días y las demás rutinas, vamos viendo como funciona el trabajo...