Has pensado....

: : : ―Deberías ver los ojos de Axel ―contesté dándole la espalda mientras caminaba hacia la ventana que (no fue ninguna sorpresa) estaba cubierta por tablas.
«Incluso tú llorarías al ver esos ojos.» : : :

martes, 29 de mayo de 2012

Pregunta...

La vida en pareja. Días y noches de dos, que disfrutamos acompañados.

Ciertamente no estamos en febrero, ni es el "día de los enamorados"; sin embargo, me llegó a la mente la pregunta que publiqué en el twiter: ¿En qué pensamos cuando estamos enamorados?

El mantener una relación con una persona, resulta una tarea dificil. Existen conflictos entre ambas personas, generados por las diferencias en las opiniones, gustos y anhelos; a pesar de esta situación, que indudablemente genera fricciones entre la pareja, tenemos tambien la maravilla de compartir sonrisas, juegos y anécdotas que sirven de base para la alegría que une a las personas.

En lo personal, con gran alegría, recuerdo varias anécdotas que ambos compartimos y que han marcado mi vida y mi forma de pensar. Aventuras que hemos vivido y que juntos recordamos, que dejan una sonrisa en nuestros rostros.
Son experiencias que nos marcan de una forma individual pero tambien de pareja. Que nos muestran una realidad distinta a la que estamos acostumbrados y que en ocasiones parece que pertenece a alguna película apocalíptica. Son esas experiencias que nos hacen pensar en lo divertida que puede ser la vida.

Supongo entonces, que en eso pienso cuando estoy enamorado: en lo que hemos vivido juntos y en lo que habremos de vivir...

:::::::::

jueves, 24 de mayo de 2012

Reflexión

En estos días, cuando los problemas sociales parecen asentuarase y llegar al extremo; en días en los que las noticias nos dejan pasmados y temerosos del mañana; en días en los que tememos caminar libremente, debemos quitarnos la banda de los ojos y ver la realidad.

Determinemos qué necesitamos como sociedad y cómo podemos conseguirlo.
Particularmente deseo una sociedad de paz, que se alcance a través de la justicia. Anhelo un verdadero estado de Derecho que nos permita ejercitar el bien más importante (después de la vida) del ser humano: la libertad.

¿Y cómo podemos conseguirlo? De una manera sumamente sencilla -que incluso ya conocemos pero que, de manera muy frecuente, olvidamos-, aunque resulta un tanto dificil aplicarla; solamente lograremos estos anhelos si reflexionamos en cuanto a nuestros propios actos, asumimos sus consecuencias y aceptamos nuestra responsabilidad.

Seamos verdaderos ciudadanos, congruentes con lo que pensamos y hacemos, para entonces exigir cambios efectivos a nuestras autoridades.
Olvidemos el soborno, dejemos de lado el "no me interesa" y el "no pasa nada" y avancemos hacia un mañana en donde enseñemos a nuestros hijos el valor de la amistad, de la cordialidad y del respeto.

Ese, creo yo, es el único medio con el que contamos para alcanzar la tranquilidad que tanto deseamos: el respeto.
Respeto a las opiniones y a los gustos. A las preferencias y a los sueños, a las creencias y a los pensamientos.
Respeto a las diferencias.

Vamos a quitarnos la banda de los ojos que nos permite observar directamente a los ojos de otra persona.
Basta de discursos vacíos e insignificantes que no cambian la realidad.
Y antes de exigir un cambio... Preguntemonos, con deseos de responder, ¿qué queremos?

::::::::::::

La belleza de la vida la encuentras en la misma vida

martes, 15 de mayo de 2012

Dedicado a ti

Dedico esta publicación a HZ.

Pintor, amigo, artista, amante...
Te amo.

Encontré esta imagen en el blog The Closet Professor, que recomiendo si están interesados en la cultura LGBT. Con ver esa imagen simplemente supe que era una mezcla de nuestras pasiones: la pintura y la fotografía.

Te amo.

Saludos a todos.


Confesión, teen-crush

Lo confieso:
Holly super-hot-leather Batman!
"Forgive me Father, for I´m one foolish 25-year-old teen".

En este momento les confieso que de nuevo regresaron esos "teen crushes" que solía tener con  los actores que veía principalmente en películas (el mundo de las series de televisión jamás me causó tanto interés).


Cuando estaba en preparatoria, hace ya algunos años, veía películas y solía obsesionarme o interesarme desmedidamente por algún actor que llamara mi atención (Hayden Christensen, en el episodio II y III; Chris O'Donell, en Batman Forever, Batman & Robin y en Límite Vertical; entre otros... muchos otros).




Aunque continúo con esos intereses meramente visuales (y de pronto hormonales) que se muestran en la pantalla grande, recientemente me he interesado por los actores de ciertas series de televisión. Decía que esto no me había sucedido antes, pero gracias a "The Tudors" conocí a Emmanuel Leconte (Rey Francis I, de Francia), a Henry Cavil (Charles Brandon, Duque de Sufolk) y obviamente -aunque no que lo haya conocido en esta saga- a Enrique VIII (Jonathan Rhys Meyers). La serie tiene, en definitiva mucho atractivo visual, una historia intrigante y apasionante y educativa (para aquellos que ven la historia detrás de los actores y escenarios mega cachondos).




Aunque el punto inicial de esta publicación iba dirigida a las obsesiones "teen" (y entiéndase por este término una atracción desmedida y descontrolada) en las series de fantasía. Concretamente me pasó con la saga "The Vampire Diaries" basados en las novelas del mismo nombre.

Cuando vi la primera temporada resultó obvio que los personajes principales (los hermanos Salvatore) eran los hotties de la historia. Aunque a mi me atrajo más el actor que interpreta a Jeremy.
En fin, en esta segunda temporada (como parece ser costumbre en todas las sagas fantásticas de vampiros) aparecen los hombres lobos y es cuando estamos en problemas.

En la saga de Crepúsculo, es evidente que la manada de hombres lobo tiene gran físico, especialmente el rebelde Alfa que no desea ser Alfa y que se llama Jacob. En esta ocasión admito que de verdad me cautiva la historia de los hombres lobo porque, para empezar, la representan solamente dos personajes (Tyler y Mason Lockwood). Esto lo vuelve aún más mágico.

En segundo lugar, al menos hasta el capítulo en el que voy, no pueden cambiar a voluntad sino que se sujetan también un poco a la leyenda original de los hombres lobo (que me encanta, por cierto) esparcida por toda Europa en la edad media y principalmente establecida en Londres.
La única variante en cuanto a esta nueva forma de abordar la leyenda es en cuanto a la forma de la bestia. 

Que no es un ser antropomorfo sino verdaderamente un lobo. Un animal asesino que puede ser tan hermoso como un cachorro Husky. Pues bien, precisamente aquellos dos personajes (Tyler y Mason) se ganaron el primer lugar en la lista de criaturas fantásticas, hasta ahora. Y he ahí mi nuevo "teen crush" con Michael Treviño y Taylor Kinney (Tyler y Mason respectivamente).

Aunque tardarán mucho para destronar al mejor ser fantástico en la literatura: el vampiro.


"And boom... the next full moon I´m howling on all fours..."
Damn that´s sexy as fuck..
Bueno, supongo que todos tenemos esas pequeñas obsesiones y que nos alegran los sentidos cuando vemos televisión o películas; así que no me juzguen tan severamente! :D
Saludos...

sábado, 12 de mayo de 2012

Tarde de teatro.

Una tarde de teatro en la ciudad.

Particularmente el edificio siempre me ha gustado bastante. Su diseño y su decoración me encanta.

Dejo unas cuantas fotografías...

A manera de comentario, planeo hacer una historia que se desarrolle en algún teatro... Siempre esos lugares de representación artística me han parecido sumamente cautivadores y enigmáticos.

Saludos

::::::::::::::

Para reflexionar


En muchas ocasiones me he pronunciado a favor de las libertades intrínsecas al ser humano. A favor de los derechos fundamentales de la persona humana y en pro de una sociedad libre de discriminación por cualquier motivo —preferencias de tipo religioso, sexual, político, etcétera—.
Que la lucha es ardua, de eso no me queda duda alguna.
El camino es largo, de acuerdo totalmente.
Sin embargo, me gustaría reflexionar sobre una cuestión que se presentó hace unos días cuando arribé a la escuela donde trabajo. Aunque, previo a explicar la situación que llamó poderosamente mi atención, hago una pregunta que me gustaría todos tuviéramos en mente para así comprender el impacto que significó este hecho para mí:
¿Qué tan arraigada tenemos la costumbre de inmediatamente enfocarnos en las muestras de afecto entre dos hombres?
Previo a abordar este tema, hago aclaraciones de la pregunta anterior.
En primer lugar, me refiero a las palabras muestras de afecto, y no alguna otra de diversa índole. Pues no hago referencia a concretamente muestras de amor erótico, sino una simple muestra de cariño como lo es un abrazo.
Asimismo, aclaro que estas muestras de afecto se despliegan entre dos hombres; pues, definitivamente, dentro de nuestra sociedad —hasta cierto punto— es más común, y por lo tanto aceptable, observar a dos mujeres abrazarse, saludarse con un beso e incluso caminar tomadas de la mano en la calle (utilizo como ejemplo un par de niñas que salgan de la secundaria donde estudian tomadas de las manos, no causarán tanto alboroto como el hecho de que dos niños de la misma escuela realicen esa misma conducta).
Hechas estas aclaraciones, retomo la pregunta inicial y la situación que originó todo este escrito y la actividad de reflexión me obligó a realizar.
¿Qué tan arraigada tenemos la costumbre de enfocarnos en las muestras de afecto entre dos hombres?
Es momento de que establezca la cuestión que levantó la inquietud y el deseo de redactar este pequeño escrito.

Decía que al momento en que llegué a la preparatoria para la cual trabajo, al caminar de la entrada principal hacia las escaleras para subir a las oficinas administrativas.
Naturalmente percibía lo que sucedía a mi alrededor, sin embargo no reparaba en los detalles y solamente aceptaba las imágenes y sonidos como todos lo hacemos. Sabía que había alumnos a mi alrededor, personal administrativo y demás no porque los observara atentamente sino porque el sentido de la vista los captó, nada más.
A pesar de esto, un grupo de alumnos sí llamó mi atención.
Se encontraban dos mujeres y dos hombres juntos tomándose fotografías. Esto me pareció de lo más normal y común, nada extraordinario.
Sin embargo, no fue la sesión de fotografía improvisada lo que llamó mi atención, sino que de pronto las dos muchachas se colocan frente a los jóvenes y les toman a ellos una foto. Para la siguiente, a sugerencia de una de las mujeres, ellos se abrazan más fuertemente e incluso uno de ellos recarga su cabeza sobre el hombro de su compañero. Después de estas dos fotos iniciales, para la tercera toma, los muchachos voltean a verse y colocan sus labios prácticamente juntos.
Hasta ese momento observé la escena mientras caminaba, por lo que —como dije— no puse atención en cuanto a los detalles, sin embargo esta posición final de los jóvenes entonces llamó plenamente mi atención y fue cuando me enfoqué en el grupo de manera directa.
Debo admitir, con cierta vergüenza, que la idea de llamarles la atención pasó por mi mente, pensé en regresar y hacerles algún comentario al respecto de su conducta. Sin embargo, así como de forma instantánea me planteé el ir a reprimirlos, también instantáneamente me pregunté: ¿por qué lo vas a hacer?
Y mi respuesta, a manera de una auto-represión, fue que no tenía respuesta a esa pregunta. Es decir, no sabía por qué aplicaría un regaño al grupo de alumnos.

Ciertamente el acto que los jóvenes hacían en ese momento no tenía algo de malo. Pero me apena decirlo reaccioné de una forma automática, guiado por los prejuicios y construcciones ideológicas-sociales que en muchas ocasiones gobiernan el actuar de las personas.
Ahora, al redactar estas líneas, me imagino que el haber llegado con los jóvenes y de haberlos reprimido como si estuvieran desplegando alguna conducta inmoral o prohibida por los reglamentos internos de la institución, contrario a las primeras intenciones, habría resultado completamente innecesario.
Esa “reacción” —que afortunadamente no se llegó a exteriorizar—, como docente que intenta imponer el orden en donde realmente no había desorden, me llevó a pensar profundamente sobre este hecho y a reflexionar en lo que escribo en este momento.
¿Qué tan acostumbrados estamos a censurar las muestras de afecto, cariño y amor, incluso nosotros que nos declaramos abiertamente homosexuales?
Me avergoncé, realmente debo decirlo, por el hecho de que siempre mis comentarios se dirigen a pedir y otorgar la libertad personal como un derecho fundamental, inherente al ser humano, y aun así reaccionar ante los estúpidos paradigmas que las sociedades enclaustradas en sus propios pensamientos arcaicos imponen.
Resulta interesante, preguntarnos cómo un acto tan simple e insignificante —tan intrascendente para el desenvolvimiento social— como lo es un simple abrazo entre dos hombres, compañeros de escuela, la pretensión de un beso y una fotografía, me lleva a analizar mi propia reacción —que desafortunadamente se repite en muchas otras personas—.
No quisiera alzar como ejemplo, sino que hago un atento llamado a que cada uno de nosotros , en primer lugar, evaluemos nuestras acciones y reacciones.
Analicemos qué fue lo que originó esa reacción de nuestra parte y no otra diversa, preguntémonos ¿por qué hice esto, o aquello?
Incluso pienso en que probablemente los dos jóvenes bromeaban en cuanto a esa conducta en específico, que se hizo en un momento de juego y diversión con sus amigos; pero en mi persona desencadenó una serie de reflexiones que ahora comparto con ustedes.
Lo que me lleva a concluir con otra reflexión: si esa fue mi reacción ante tal hecho ¿cómo sería la de una persona que no acepta abiertamente este tipo de relaciones?

Me interesaría saber sus opiniones al respecto de estos temas.
Saludos a todos.

Apertura


Les dejo esta liga al blog The Sitch on Fitch, que sigo regularmente, al respecto de las aperturas de las nuevas tiendas de ropa en Londres.


miércoles, 9 de mayo de 2012

martes, 8 de mayo de 2012

Literatura LGBT

En esta ocasión les extiendo a todos los que leen este espacio, muchos o pocos:

Brindemos todo nuestro apoyo a quienes, a través del arte de escribir, sueñan con un mundo libre de discriminación y de homofobia. A todos aquellos quienes dedican su trabajo, su esfuerzo y su inspiración para alcanzar los ideales de libertad e igualdad en todos los territorios del mundo.

A través de las artes, el ser humano despierta sus sentidos y se pone en contacto con sus emociones. De esto no cabe duda.
Así que extiendan su mano a quienes por medio de la pluma, el lápiz, el pincel, la cámara, la voz, la danza, el cine; creamos obras artísticas que son reflejo de nuestros sueños y deseos.

Apoyemos la creación artística de obras libres, sin censura. Porque contener el arte es tan denigrante como contener al hombre mismo.

Particularmente doy mi reconocimiento a la autora Sofía Olguín (Nimphie Knox), de Argentina, quien ha demostrado un extenso interés en la libertad humana en todos sus aspectos.
Gracias Nimphie por tus maravillosos relatos y muchas felicidades -nuevamente- por tu novela "Todos mis sueños, tuyos", publicada por la editorial Stonewall y que será próxima a distribuirse en los países latinoamericanos.
Esperamos pronto encontrar secciones de diversidad sexual más amplias dentro de nuestras librerías, y no solamente un estante de cinco peldaños.

Apoyemos la creación del arte, apoyemos la difusión de la cultura y detengamos la discriminación por cualquier motivo.

Xander VG.

Fotografías II

Continuamos con las muestras fotográficas (ropa interior-foto)

Quisiera decir que me disculpo por las fotografías y su claro contenido erótico (e incluso homoerótico), pero la verdad es que no lo voy a hacer.

El erotismo y las artes (la fotografía y la escritura) es mi fuerte y mi fascinación. Además, claro, de mis preferencias...

Enjoy!







Fotografías obtenidas de sitios libres en internet. En todo momento he dejado en claro que ninguna de las fotografías (salvo que expresamente lo indique de otra manera) son de mi propiedad y no reclamo ningún derecho o beneficio por su distribución.

lunes, 7 de mayo de 2012

Fotografías.

Siempre me ha parecido sumamente sensual la ropa interior en la fotografía artística.

Una combinación mágica que agita el sentido de la vista de tal manera, que nos lleva a pensar en esos momentos que pasamos en la intimidad, solos o acompañados.

Maravilloso.

:::::::::::

jueves, 3 de mayo de 2012

Hot greeter

Tengo un poco de tiempo antes de ir al trabajo. Así que publico esta pequeña entrada.

¿Qué opinan del joven greeter en las tiendas A&F en Hamburgo?
Seamos sinceros, yo si me detenía y entraba a mal gastar el dinero...


miércoles, 2 de mayo de 2012

65

Es una delicia, el recuerdo de tu cuerpo.

Es una maravilla, la sensación de éxtasis.

Es una incomparable alegría, el revivir momentos pasados, sensaciones placenteras y recuerdos de un cuerpo conectado con el mio.

Festejamos 65 meses juntos.

::::::::::

martes, 1 de mayo de 2012

Elección

Si tuviera que elegir ¿cuáles serían mis partes favoritas del cuerpo humano?
Las piernas y las manos.


Si tuviera que elegir ¿cuáles serían mis partes favoritas del cuerpo masculino?
Los muslos, la cadera, los brazos a la altura de los bíceps y los omóplatos.




Si tuviera que elegir ¿cuáles serían las partes favoritas de mi cuerpo?
Mis pies, mis muslos, mi espalda baja, mis manos y mis ojos.






Si tuviera que elegir ¿cuáles serían mis partes favoritas de tu cuerpo?
Tu cadera, tu espalda baja, el costado, las axilas, los glúteos y tus ojos.




Si tuviera que elegir...
Afortunadamente, contigo, no tengo que elegir.

Si tuvieran que elegir ¿cuáles son sus partes favoritas del cuerpo?

Cuadro

La fotografía representa sentimientos, emociones, tristezas y tanto más que experimenta el ser humano.

Particularmente me gusta esta fotografía por la presencia de color generada por la luz y sobre todo por la sutileza en que se presenta la figura humana.

No sé ustedes, pero a mí me transmite una melancolía sumamente sutil que en ocasiones es indispensable experimentar en el fondo de nuestros corazones.

::::::::::