Has pensado....

: : : ―Deberías ver los ojos de Axel ―contesté dándole la espalda mientras caminaba hacia la ventana que (no fue ninguna sorpresa) estaba cubierta por tablas.
«Incluso tú llorarías al ver esos ojos.» : : :

jueves, 8 de marzo de 2012

"There's a silent holocaust out there..."

“There’s a silent holocaust out there…”
Afortunadamente tuve algo de tiempo libre este día, y entre otras cosas busqué algunos videos a cerca de los derechos humanos (debido a una tesina que debo presentar en mi maestría, y que seguramente después publicaré en este espacio, ya que es un tema por demás interesante). Después de descargar unos cuantos videos en youtube, pasé a buscar videos a cerca de la discriminación y la eterna lucha que se ha desarrollado desde hace relativamente pocos años. Una lucha que, dicho sea de paso, aún no encuentra un final feliz…
Al respecto de la no discriminación y el respeto a la naturaleza humana encontré un video bastante interesante que me hizo reflexionar.
No es un video de alta producción, ni uno que se realice con motivos académicos —aunque sin duda nos deja una enorme enseñanza—; es, en realidad, la videograbación del discurso de un joven asumiendo una postura definitivamente aplaudible.
Dentro de su corto mensaje, me sorprendió escuchar la frase con la que comienzo esta publicación, y que precisamente es el título de la entrada: “There’s a silent holocaust out there…”
Esta frase me dejó sin palabras y me puso a reflexionar a cerca de la certeza de su aseveración.
¿En verdad vivimos un holocausto silencioso en nuestros núcleos más íntimos?
Probablemente, para muchos, esto les parezca extremo.
Sin embargo, coincido con el pequeño cuando hace esta afirmación, ya que tal vez para unos cuantos afortunados, la discriminación con motivo de las preferencias sexuales no sea un problema mayor, aunque la realidad es que las ideas de discriminación y no tolerancia están presentes todos los días en las calles, las escuelas, las oficinas… en las propias familias.
No cerremos los ojos ante esta vergonzosa realidad, no nos dejemos convencer de que esta situación no se manifiesta en nuestro entorno… seamos sinceros con nosotros mismos y comencemos por aceptar que vivimos inmersos en este problema.
Nos encontramos con nuevas definiciones de conductas: bullying, acoso estudiantil, ¿estrés? Particularmente encuentro una estrecha relación de estos nuevos conceptos, con algo en particular: discriminación.
Está en nuestro poder marcar el inicio de un cambio, por mucho, necesario. Debemos comenzar, cada uno de nosotros, a dar ese primer paso que, junto con todos los demás, terminarán moviendo al mundo. Cierto que un paso no hace mucha diferencia, pero un paso por cada uno de nosotros... dejará un nuevo mañana para nuestros hijos.
Rompamos el silencio que genera el holocausto psicológico del abuso, destruyamos el silencio de ese holocausto que genera el temor a hablar, a expresarnos, a pensar y a decidir.
Hay un holocausto silencioso que sucede allá afuera… ¿Qué vamos a hacer al respecto?
¿Qué voy a hacer al respecto?

Les dejo el video del discurso... Saludos.

video

No hay comentarios: